Aloe Vera Casero Natural

Muchos teneis Aloe Vera casero, es decir, teneis plantas y quereis sacarles provecho para ingerirlas o para tratamientos cósmeticos o sencilla usarla en un apuro, por ejemplo una quemadura, un forunculo, etc….

El Aloe Vera y sus derivados actúan sobre el sistema inmunológico por la gran cantidad de nutrientes que tienen (vitamina A y E regeneradoras celulares por ejemplo), los polisacaridos presentes en su jugo, la estimulación de la producción de colágeno, los antioxidantes presentes como la vitamina C, la vitamina B que facilita la función hepatobiliar, etc….

Hay diferentes forma de usar el Aloe Vera, a continuación os dejamos un listado.

Gel de Aloe Vera Casero

No es mas que el tejido de la hoja, obtenido de la planta tras arrancar la hoja, quitarle las espinas y la corteza, extrayendo el gel interno, es de un color semitransparente y con aspecto mucoso. El tamaño ideal de la hoja serian 30 a 45 cm de largo y 5 cm de ancho. Se arranca la penca de la base, intentando dañar lo menos posible a la planta, las mas exteriores mejor.

Este gel hay que lavarlo en un chorro de agua tibia, para extraer la aloína, que está presente en el acibar, un liquido amarillento, esta aloína es irritante, tiene propiedades laxantes.

Sirve para ingerir, unos 5 cm diarios o bien para aplicar directamente sobre el cuerpo en quemaduras, para hidratar y muchas funciones mas, se puede guardar en el frigorifico sin problemas. Es mejor extraer el gel de lo que vayamos a usar, dejando el resto la penca con la corteza, se conserva mejor. Si vamos a realizar una receta igual nos hace falta todo el gel de la penca.

Jugo de Aloe Vera Casera

Se realiza machacando las hojas enteras del Aloe Vera, bien dejandolas macerar o bien rallandolas, es para uso externo, contiene aloína al llevar toda la hoja, se usa para cataplasmas en heridas, quemaduras y urticarias.

Se puede realizar jugo de Aloe Vera casero solo con la pulpa, para ingerir, pero con corteza hay gente que lo usa para aplicar a modo cataplasma en una zona dañada por quemaduras y urticarias.

Pulpa de Aloe Vera Casera

En este caso como bien dice el titulo es ya solo el gel interno. Se arranca la penca, se quitan los bordes espinosos, se quita la corteza y se lava con agua tibia para quitar la aloína presente en el acibar o liquido amarillento, dejando solo el gel interno o pulpa de la penca.

Se puede batir y dura poco tiempo, para que se conserve mejor se puede mezclar con un poco alcohol, pero mejor con cosas mas naturales como zumo limón. Hay que guardar en un envase opaco en la nevera, la duración de 7 a 10 días, por lo tanto mejor usar lo que necesitemos para ese tiempo, una penca puede ser suficiente.

Es muy eficiente para todo tipo problemas dermatológicos, tambien para las encias, caries, quemaduras solares, ingerirlo, tratamientos cosméticos. Este preparado de Aloe Vera casero es de maxima eficacia, un remedio natural muy potente.

Zumo de Aloe Vera Casero

El zumo de Aloe Vera casero es rico en vitaminas, enzimas y aminoacidos, es desintoxicador, tonificante y regenerador de los organos internos. Se recomienda en muchas terapias naturales y por muchos médicos además de por estas propiedades por la cantidad de mucopolisacáridos presentes en el zumo. La cantidad presente en un zumo de Aloe Vera casero es de 1200 a 2000 miligramos por litro. También es rico en minerales, sobre todo cabe destacar el germanio, un oligoelemento muy curativo presente en pocos vegetales, en el Aloe, el ajo, la clorera y las setas shitake.

Actua principalmente en el aparato digestivo, facilitando la digestión, también sirve en la regeneración celular de la piel, favorece la circulación sanguinea, reduce el colesterol y aumenta la respuesta del sistema inmunológico.

Se obtiene filtando la pulpa, quitando la parte de pulpa y usandola para la piel por ejemplo, y sacando el liquido, se puede mezclar con otros zumos de fruta, asi de la pulpa sacamos por un lado pulpa para aplicar en la piel y por otro lado zumo o jugo casero de Aloe Vera.

Polvo de Aloe Vera Casero

Se hace con los residuos solidos que sobran al preparar la pulpa, estos restos en vez de tirarlo se dejan secar al sol o al horno, pero mejor un secado natural, se muelen para obtener un polvo de Aloe Vera casero, se puede usar para realizar ensaladas, infusiones mezcladas con otros productos, etc…

Para preparar por ejemplo un té de Aloe Vera casero:

  • 4 gr de polvo de Aloe Vera Casero (media cucharadita por taza de té)
  • Una bolsita de nuestra infusión preferida

Es muy eficaz para combatir los mareos, de coche, barco, etc…para crisis asmaticas y accesos de tos. Nunca es un sustitivo del médico, es una receta y remedio casero mas, hay que seguir también las pautas médicas, es informativo lo que ponemos, suele ir bien, pero no es un sustito de los tratamientos médicos.

Mezclada con otras yerbas podemos realizar tratamientos desintoxicativos.

Related Posts