Jabón exfoliante de Aloe Vera

En esta entrada vamos a conocer como es la técnica de la exfoliación, para que sirve y como podemos aplicar una receta anterior de jabón de Aloe Vera con Rosa Mosqueta para elaborar un jabón exfoliante, simplemente es añadir y fundir el jabón con productos naturales que tienen propiedades exfoliantes.

¿Qué es la exfoliación?

La exfoliación es una limpieza intensa y con frotamiento en la piel para eliminar la suciedad y las células muertas que se acumulan, reactivando la circulación de la sangre y eliminando la piel muerta que se acumula, haciendo que se regenere mejor la piel de nuestro cuerpo.

Dentro de las técnicas de exfoliación y los productos cósmeticos que podemos encontrarnos estan los dedicados al cutis y los que se pueden usar por todo el cuerpo.

El anglicismo que se usa mucho es el de “peeling”, traducido como pulido de la zona, suaviza y da luminosidad a la zona que se aplica, es muy bueno para reactivar la piel y que se vea mas sana y bonita.

Para ello junto a los productos cósmeticos se usan productos granulosos para que se pueda relizar el masaje para que se produzca la exfoliación de la zona que deseamos tratar.

Es importante saber que cada día se forman nuevas células en la capa más profunda de la piel, las cuales van subiendo hasta alcanzar la superficie, proceso que se efectúa en periodo de 28 a 30 días. Lo anterior impide que la epidermis se desgaste, pero da lugar a la acumulación de residuos que pueden ocasionar problemas a la piel, como obstrucción de poros y apariencia.

La exfoliación limpia la epidermis a profundidad, lo que, además de los beneficios antes mencionados, permite que la piel aproveche el paso de sustancias que la oxigenan y nutren; puede realizarse 1 ó 2 veces a la semana cuando la piel es grasa, si es normal o seca cada 15 días y en caso que sea sensible lo recomendable es cada 15 ó 30 días (usando productos hipoalergénicos).

¿Con qué productos podemos hacer exfoliantes?

Podemos hacer exfoliantes con los siguientes productos:

  • Germen de trigo
  • Avena fina o extrafina
  • Harina de maíz

Todos ellos deben estar molidos finamente, mas aún si los vamos a utilizar en el rostro o cutis.

Jabón exfoliante de Aloe Vera y Rosa Mosqueta

Para realizar el jabón usaremos los siguientes ingredientes:

Para la elaboración seguiremos los siguientes pasos:

Primero fundiremos el jabón que hallamos elegido al baño maria.

Una vez disuelto le añadimos la avena y el alcohol a el jabón. Se puede añadir fragancias que le den un mejor olor en este momento, alguna fragancia de nuestro agrado para mezclarla bien con todo lo que tenemos ya en el recipiente.

Inmediatamente verter en moldes, dependiendo de la cantidad de jabón que hallamos fundido previamente podemos sacar mas o menos jabones después.

Se deja enfriar durante un tiempo, luego lo desmoldaremos y los dejaremos airear un tiempo para que pierdan la humedad inicial. Se recomienda envolverlo con film transparente para una mejor conservación.

Este jabón tienes las propiedades suavizantes de la avena y exfoliantes, junto con las propiedades emolientes e hidratantes de el Aloe Vera, además de llevar Rosa Mosqueta que hidrata muy bien la piel.

Insista en las aletas de la nariz, el mentón y la frente. No frote muy fuerte, es suficiente una ligera presión. Aclare con abundante agua tibia y seque la piel.

Es importante mencionar que el uso excesivo e inadecuado de productos exfoliantes puede deteriorar la piel, por ejemplo, eliminar la barrera de grasa natural, inhibir el funcionamiento de las glándulas productoras de sebo, reducir la retención de humedad y promover la deshidratación de la epidermis.

Después del exfoliado, aplique una mascarilla para calmar la piel y aportarle más eficazmente todos los nutrientes que necesita

Share Button

Related Posts